RINOPLASTIA

/RINOPLASTIA

¿EN QUÉ CONSISTE UNA RINOPLASTIA?

La rinoplastia consiste en la remodelación de la nariz de una persona para darle un aspecto más acorde a su fisonomía o para mejorar la funcionalidad de la misma.

Existen múltiples técnicas de rinoplastia, si bien se tiende a dividirlas en dos tipos de procedimientos:

  • Rinoplastia abierta: Se requiere una incisión en la columela nasal para abordar más fácilmente las diferentes estructuras de la nariz. 

  • Rinoplastia cerrada: La incisión se realiza en el vestíbulo nasal sin necesidad de realizar una incisión “visible” en la columela. 


Se debe individualizar la decisión en función de las características de cada persona.

¿QUIÉN ES UN BUEN CANDIDATO PARA LA IQ?

El paciente ideal es un paciente sano que no se encuentra a gusto con su nariz y que desea armonizar la anatomía de su cara.

Aunque una nariz no solamente se interviene por motivos estéticos y existen otros motivos, como la desviación nasal, asociada o no a la obstrucción de la entrada del aire.

Debido a la variabilidad de las características personales, se debe individualizar cada caso y estudiar cuidadosamente la indicación, la técnica y la actitud terapéutica a seguir en cada paciente.

¿QUÉ SE VALORA EN LA PRIMERA VISITA?

La primera visita es el paso principal para el paciente que ha pensado en la posibilidad de someterse a una rinoplastia.

Algunas de las características que se evalúan durante la consulta son:

  • Antecedentes médicoquirúrgicos (incluyendo posibles traumatismos previos en la nariz).
  • Medicación habitual.
  • Forma de la nariz (análisis de cada parte de la nariz por separado y en conjunto).
  • Existencia de obstrucciones al paso de aire.
  • Tipo de piel (más gruesa o más fina).

¿QUÉ DEBO TENER EN CUENTA ANTES DE LA INTERVENCIÓN?. RECOMENDACIONES PREOPERATORIAS

Hay algunas consideraciones que debe tener en cuenta:

  • Evitar ciertas medicaciones que puedan complicar la intervención.
  • Dejar de fumar durante un periodo de tiempo, antes y después de la intervención, ya que está demostrado que el tabaco empeora y dificulta la cicatrización de las heridas.
  • Tener en cuenta que necesitará cierta ayuda después de la intervención.

¿QUÉ DEBO TENER EN CUENTA DESPUÉS DE LA INTERVENCIÓN?. RECOMENDACIONES POSTOPERATORIAS

Algunas recomendaciones incluyen:

  • Evitar el tabaco.
  • Tomar la medicación postoperatoria prescrita.
  • Reposo relativo de unos días.

¿CÓMO SE REALIZA UNA RINOPLASTIA?

Existen miles de técnicas que se pueden emplear en una rinoplastia dependiendo de la morfología nasal de cada paciente. Algunos ejemplos son:

  • Limado del dorso
  • Estrechamiento de huesos nasales
  • Reducción de alas nasales
  • Elevación y afilamiento de la punta nasal
  • Retoque del tabique nasal (lo que se conoce como septoplastia)…

La decisión quirúrgica de realizar una rinoplastia abierta o cerrada depende del cirujano y del tipo de nariz, contando siempre con la opinión del paciente.

La rinoplastia abierta se realiza a través de la columela (zona anterior del tabique nasal) siendo la cicatriz muy poco apreciable estéticamente en pocos meses, mientras que la rinoplastia cerrada se hace a través del vestíbulo nasal (por dentro de la nariz). Habrá casos en la que esté más indicado la rinoplastia cerrada y habrá otros donde lo esté la abierta. En todo caso, se debe valorar cual es la técnica más aconsejable para cada tipo de paciente.

En ocasiones es necesario reducir los orificios nasales, lo que implica cicatrices externas adicionales, independientemente de la técnica empleada (abierta o cerrada), pero estas quedan camufladas en los pliegues naturales de la nariz.

¿DÓNDE SE PRACTICA ESTA INTERVENCIÓN?

Lo habitual es utilizar anestesia general. La anestesia general permite al cirujano actuar con mayor tranquilidad y, especialmente, a la persona que se va a intervenir una inestimable seguridad.  La duración depende de cada caso. Habitualmente los pacientes suelen pasar una noche en el hospital.

¿CUÁL ES LA EVOLUCIÓN Y LOS CONTROLES POSTERIORES A LA INTERVENCIÓN?

Aunque cada paciente tiene sus propias particularidades, el curso postoperatorio contiene unas fases comunes a todos los pacientes:

Después de la intervención

Antes de salir de quirófano se le colocará una férula sobre la nariz y un taponamiento nasal.

Durante la primera semana:

Deberá mantener la cabeza elevada.

Durante los primeros días la nariz y zonas adyacentes se encuentran inflamadas y pueden aparecer hematomas, pero a medida que pasa el tiempo van desapareciendo progresivamente.

Se le retirará el taponamiento nasal (a los 3-5 días) y podrá empezar a realizar lavados dentro de la nariz.

Se le retirarán la férula y los puntos (a los 7 días).

Es importante que una vez ya sin férula evite cualquier posible traumatismo en la nariz. Además, también es necesario evitar la exposición al sol al fin de evitar la pigmentación oscura de la piel nasal.

Después de varios meses

Con el paso de los meses la nariz tomará su forma definitiva una vez la inflamación vaya disminuyendo progresivamente.

¿QUÉ DEBO SABER DE LOS RESULTADOS?

Los resultados de la rinoplastia son permanentes. A los pocos días ya se aprecian los resultados pero no es hasta pasado el primer año cuando se consideran definitivos. El principal objetivo de la rinoplastia no es cambiar la cara del/la paciente, sino que el principal defecto que tenía pase inadvertido y mejore la armonía general de su rostro.

¿EXISTEN CONTRAINDICACIONES PARA ESTA CIRUGÍA?

Algunas contraindicaciones son pacientes muy fumadores que no vayan a dejar de fumar o pacientes que consuman drogas por vía inhalada.

¿EXISTE ALGUNA ALTERNATIVA? En pacientes que no deseen pasar por quirófano, actualmente existe una alternativa, que es el uso de rellenos reabsorbibles que nos permiten camuflar ciertos defectos de la forma de la nariz.