ÁCIDO HIALURÓNICO

/ÁCIDO HIALURÓNICO

¿EN QUÉ CONSISTE EL ÁCIDO HIALURÓNICO?

El ácido hialurónico es una sustancia que se encuentra de forma natural en nuestro organismo (piel, articulaciones, tejido conectivo…). Una de sus principales características es que es capaz de atraer y retener agua, lo que hace que esos tejidos se mantengan bien hidratados.

¿PARA QUÉ SE USA?

En el proceso de envejecimiento se produce una disminución progresiva de su presencia, por lo que los tejidos pierden hidratación, elasticidad y firmeza, provocando la aparición de arrugas.

Este proceso de deshidratación de la piel, conjuntamente con la  disminución de volumen de los compartimentos grasos de la cara, puede ser revertido mediante la aplicación de ácido hialurónico.

El ácido hialurónico es un producto reabsorbible que podemos utilizar para tratar varias zonas:

  • Ojeras
  • Labios
  • Pómulos
  • Arrugas superficiales periorales (“código de barras”)
  • Región temporal

¿CÓMO SE APLICA?

Utilizando en cada área el ácido hialurónico de la composición adecuada, se puede conseguir un efecto de volumen y de hidratación para corregir esas pequeñas imperfecciones.

Este tratamiento se aplica en una media hora aproximadamente. Mediante una aguja muy fina se administra la cantidad adecuada del producto en la zona que deseemos tratar.

Es un procedimiento prácticamente indoloro, aunque se puede utilizar pomada anestésica unos minutos antes del tratamiento.

¿CUÁNTO TARDARÉ EN VER RESULTADOS?

El cambio es visible al momento, aunque el resultado definitivo se da a los 5-7 días, por lo que siempre se realizará una visita de control a las 2 semanas para ver el resultado conjuntamente.

¿NECESITA BAJA?

Es un tratamiento que no requiere periodo de recuperación, pudiendo reincorporarte al día siguiente al trabajo.

La duración del tratamiento oscila entre 6-12 meses, dependiendo de la situación inicial y el área tratada.